13 febrero, 2007

El Mostrador

Poetas en la ciudad. 2-4-2008





Junto a los poetas Alicia Becerra, Meme, Margarita Araya y Víctor González

Recital de poesía musicalizada. Abril, 2007








Junto a mis amigos Carlos y Alice Lowry

3 comentarios:

malicia blues dijo...

Que bueno que se activen las llamaradas, florezcan los dormidos, despierten las flores, salten los fuegos artificiales por sobre nuestras cabezas, comience la fiesta, traigan los tambores, "desaten a la alegría, liberen a la pasión", ¡enloquezcan de amor y piedad!
Ha comenzado por fin
María Alicia
(tanto texto en ingles me confunde ¿y a you?)

jgodoys dijo...

1. un guión desechado para un crooner
Una cadenciosa melodía se fue mezclando con el tronar pianístico del hielo cuadrado que se diluía a 31 en el vaso de whisky. Se trataba de Tony Bennet, seguido de un orquestazo de Bing Crosby en la máquina de discos. Aún con tanto alcohol encima tuvo la esperanza de que la moneda de 100 atinara medio a medio en el casillero de Dean Martin y Sammy Davis Junior en un dual Rat Pat, aunque nadie sabe si fue a sí, sólo por la falta de puntería o las jugadas lastimeras de la nostalgia, entonó una salida de coro con un vozarrón asfixiante entre los gases de la cerveza y el restante tabaco que aún le quedaba en sus pulmones.
Hubo un camarada montado en el mantel pegajoso de la mesa contigua, que llevaba una tarde completa bebiendo tequila y gastando las monedas de su suple en la garganta del wutlizer. El le había llamado por su oficio; más bien le había llamado “el crooner”, al igual que hace más de 30 años y solo pudo entenderlo después de recordar la cinta de UIT con David Manners, Ann Dvorak, Ken Murray, Guy Kibbee, Sheilah Terry y J. Carrol Naish.
Pensaba dejar el trabajo en el casino de la Mutual de Retirados de la Aviación y los pitutos de los viernes que cumplía en el Golden Hits. Beber varios días seguidos con sus amigos de infancia en el Barrio Franklin y con algunas prostitutas en retiro cercanas al Bar Central, luego llegar a casa y sentir que ninguno de los vestigios acumulados en esos días le llamase la atención. No todo había sido fortuna y éxito en su vida. A poco del retiro definitivo, su hijo Gary publicaba una biografía descarnada de él, al que acusaba de ser inflexible, nada cariñoso y casi un sádico. De hecho, reconocía no sentir ninguna lástima cuando llegara el día de su muerte. No se sabe, además, a que se debió en los años 80 el suicidio casi consecutivo de dos de sus hijos, curiosamente promisorios cantantes de jazz. Hay quien sostiene que fue consecuencia de la penosa educación que sufrieron en su infancia con Lee, y en segundas con Kathyrn, ambas actrices poco conocidas. Del primer compromiso tuvo cuatros hijos, todos varones, incluyendo los dos cantantes, Denis y Louis. El primer matrimonio se truncó por la muerte de Lee, víctima de un cáncer pulmonar. Gary lo acusó de haberse ido a rodar una película a París, estando su madre moribunda. Su segundo matrimonio, con el que tuvo dos hijos y una hija, parece ser el más solvente; su esposa no ha dado entrevista alguna a ningún medio. Para acabar, y como información al margen, decir que su hija Mary ha intervenido en la serie "Dallas " y que su nieta Jackly protagonizó la serie "Red Week " y algún film de cierto renombre, como "El cementerio Apache", basado en el original de S. King.
Al mismo tiempo que termina su cerveza, recuerda el potente volumen que ha ido perdiendo con los años y aunque aquel don nadie que le ha llamado crooner no le crea, su estilo fue imitado por el mismísimo Sinatra o Dean Martin, los cuales siempre lo consideraron un ídolo.

. crooner 2
3. los crooner se van de la ciudad/el fútbol es como un campo de batalla/las decisiones o afrentas políticas y las discusiones geográficas deberían definirse en un mundial de fútbol, los crooners tienen ese sentido derrotero igual/parecido a los malos pa’ la pelota, los porros o los impotentes o los poetas adelantados de los barrios pobres/meter en “el hombre más triste del mundo” y “Conrado”/conversación de cigarretes/jorge negrete moreno llega a chile y lo ve mi abuelita/el sueño de los crooner son alojar en un mal hotel o appart hotel o en un motel de mala muerte, beber excesivamente, saber tocar el piano y sacar al dedillo tonadas de bennet (no puedo pedirte que hables de tonny bennet) o frankie baly/ estar enamorado de una bella mujer normal y quebrarle el corazón a la puta más solicitada del barrio/sacar a un amigo del agujero del alcohol y ahogar las penas propias con más botellas/los crooner odian las fondas, los beneficios, los festivales comunales, los bares de borrachos o la arremetida de una moneda de cobre en un wutlitzer en pleno canturreo/por sobretodo los karaokes.

Natity dijo...

Tantas hojas en blanco, tantos lápices sin tinta, demasiados dedos fracturados-la ventana cerrada- la puerta sin ganas de que se abra, el columpio lleno de hojas y la mente barriendolas por si sola, escribiendo los ojos en el cielo, soñando el corazon que puede rozar las letras, la voz bebiendo de la convulsiva negra mancha ¡concentrada en dibujar un poema!
Saludos Mari-Mari, se que hace tiempo no te escribia. Nunca en realidad te habia escrito.
Forgevme! yeaaaahhhh!!!!!
vivo el rock-and-roll, VIVO!
aIOX
POe.